Representantes participaron en foro realizado en Municipalidad de Santa Anita que busca prevenir la intoxicación por dicha sustancia química.

El Ministerio del Ambiente (MINAM), en el marco de la Semana internacional de prevención de la intoxicación por plomo (ILPWW, por sus siglas en inglés), participó en el Primer Foro de Responsabilidad Social y Medio Ambiental en la Municipalidad de Santa Anita con el objetivo de crear conciencia y promover acciones para abordar los efectos de la exposición al plomo en la salud humana, especialmente en la niñez y gestantes.

Dicho evento contó con la participación de ochenta y cuatro (84) personas entre, docentes de educación primaria y secundaria de instituciones educativas del distrito, miembros de la Asociación de Padres de Familia (APAFA), así como escolares.

Las presentaciones estuvieron a cargo de representantes del Ministerio de Salud (MINSA), de la organización sin fines de lucro Grupo GEA y del MINAM, quienes informaron al público sobre los efectos adversos de la exposición al plomo y en particular, sobre los peligros y riesgos asociados a la pintura con plomo.

Proyecto “Pinturas Libres de Plomo”

La ILPPW es una iniciativa de la Alianza Mundial para Eliminar el Uso del Plomo en la Pintura, una asociación con una Secretaría conjunta del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), presidida por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (US EPA) que lidera el proyecto “Pinturas Libres de Plomo”.

El objetivo principal de este proyecto es prevenir la exposición de los niños y minimizar el riesgo ocupacional de las pinturas con plomo. Por tal motivo, el MINAM se encuentra trabajando en el diseño de medidas efectivas para la eliminación gradual de la fabricación, venta e importación de pinturas con plomo por tratarse de una fuente de exposición evitable.

El plomo es una de las diez sustancias químicas de mayor preocupación para la salud pública según la OMS. Consecuentemente, es importante informar a la ciudadanía sobre la exposición a dicho metal pesado, dado que los perjuicios para la salud suponen costes económicos, sociales y sanitarios significativos. Es así que, las acciones preventivas resultan más efectivas que su posterior remediación.

Relacionados