Estudio publicado por las Naciones Unidas advierte a la comunidad internacional sobre la necesidad de adoptar medidas urgentes para minimizar el impacto de los productos químicos en la salud humana y el medio ambiente.

La meta mundial para reducir al mínimo los efectos adversos de los productos químicos y los desechos sobre la salud humana y el medio ambiente no se alcanzará para el año 2020. Así, lo señala el segundo informe sobre las «Perspectivas de los productos químicos a nivel mundial», presentado durante la IV Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, que se lleva a cabo en Nairobi (Kenia). El documento señala que la capacidad de producción química actual de 2.300 millones de toneladas se duplicará para el año 2030. En ese sentido, exhortó a los estados miembros para que adopten «medidas urgentes para reducir daños aún mayores en la salud humana y las economías». Y es que, a pesar de que numerosos productos químicos son importantes para el desarrollo sostenible, sin buenas prácticas de gestión representan un peligro para la humanidad. “Que el auge de los productos químicos se convierta en un escenario positivo o en uno catastrófico dependerá de cómo manejemos este gran desafío. Lo que está claro es que debemos hacer mucho más, y hacerlo unidos”, afirmó Joyce Msuya, Directora Ejecutiva Interina de ONU Medio Ambiente.

Las iniciativas para desarrollar productos químicos sostenibles han aflorado en diversas partes del planeta, pero —tal como indica el informe— se requieren medidas más ambiciosas a nivel global por parte de todos los actores de la sociedad. Y más, al considerar el crecimiento desigual de los países en vías de desarrollo, donde subsisten las brechas para la implementación de tratados internacionales e instrumentos voluntarios sobre la gestión racional de los productos químicos y los desechos.

El desafío ha sido planteado. Nos toca unir y masificar los esfuerzos para construir un planeta sostenible para las futuras generaciones.

Medidas hasta 2020

  • Movilizar recursos: ampliar los recursos y el financiamiento innovador adecuados para que la legislación, la aplicación y el cumplimiento sean efectivos, en particular en los países en desarrollo y las economías en transición
  • Evaluar y comunicar los peligros: salvar las deficiencias mundiales de datos y conocimientos y mejorar la colaboración internacional para promover las evaluaciones, clasificaciones y comunicaciones de los peligros químicos
  • Fortalecer la gobernanza corporativa: habilitar y fortalecer los aspectos relativos a la gestión de productos químicos y desechos de las políticas de sostenibilidad corporativa, los modelos institucionales sostenibles y la presentación de informes
  • Fomentar la transparencia: habilitar a los trabajadores, consumidores y ciudadanos para que se protejan y protejan el medio ambiente
Sabías que:

  • En 2018, se estimó que la cantidad total de productos químicos industriales que se comercializan a nivel mundial era de 40.000 a 60.000, de los cuales, 6.000 representaban más del 99 % del volumen. total.  Según el Organismo Europeo del Medio Ambiente (2018), un 62 % del volumen total de productos químicos consumidos en Europa en 2016 era peligroso para la salud. Entre 2000 y 2017, la capacidad de producción de la industria química mundial (sin contar a los productos farmacéuticos) llegó prácticamente a duplicarse y pasó de unos 1.200 a unos 2.300 millones de toneladas. Si se incluyen los productos farmacéuticos, las ventas mundiales ascendieron a un total de 5,68 billones de dólares de los Estados Unidos en 2017, lo que convierte a la industria química en la segunda industria manufacturera del mundo. Se proyecta que las ventas lleguen casi a duplicarse nuevamente de 2017 a 2030. El mayor crecimiento proyectado será en Asia y se estima que China represente un 50 % de las ventas mundiales en 2030.  También se esperan altas tasas de crecimiento en África y Oriente Medio.

Relacionados